Soy Sandra Ferrer, psicóloga y mujer a la que le pasan cosas en su día a día y se inspira en ellas para poderte enseñar algo valioso a través de artículos, relatos, talleres y en las sesiones contigo.

¿Te cuento mi historia?

Mi familia siempre me ha visto buena, correcta, sensata… En definitiva, la chica que hace las cosas bien. Aún así ser doña perfecta ha sido duro, debía dar siempre la talla. Querían que fuera funcionaria, como mi madre, pero gracias a un proceso de crecimiento personal me di el permiso para abrir mi propio centro de psicología. ¡Mi sueño! Todavía hoy no entiendo cómo me atreví a dar el paso, sin ese proceso no creo que hubiera sentido que me correspondía tal cosa, al menos no a mí. “Si a ellos no les ha funcionado, ¿Por qué a mi sí?”. Mi psicóloga me repetía que tenía “Miedo al éxito”. Extraño, ¿Verdad? Hoy sé que es posible temer a lo bueno y extraordinario.

Mientras tanto me enganché en doscientas relaciones tóxicas tanto en el amor como en la amistad y me puse a indagar sobre ello mientras todos me preguntaban “¿De verdad te hace falta ir al psicólogo? Pero si estás bien”. Efectivamente, no me hubiera muerto si no hubiera acudido a un especialista. Todavía seguiría enganchándome a perfiles insanos y seguiría con mi vida, por desgastante que fuera.

 

 

En lugar de culpar a los demás, empecé a preguntarme qué me ocurría a mi para escoger a ese tipo de personas y vincularme de esa manera.

Tuve que soltar las relaciones desde la necesidad, aun con el riesgo de quedarme sola. No te negaré que me quedé algo más sola, pero mucho más acompañada, con relaciones sanas que me suman y por las que no tengo que esforzarme ni dejar de ser yo.

A día de hoy ayudo a mujeres como tú inmersas en relaciones tóxicas a que se sientan seguras y puedan brillar.

¿El porqué?

  • Seguramente porque yo también lo he vivido y sé qué sientes, qué te bloquea y qué necesitas para empoderarte, ser tú misma y avanzar.
  • Y porque este programa es el que me hubiera encantado encontrar en todos estos años de crecimiento, dudas, baches, alegrías, penas, rupturas, amor, logros y renuncias.
Tuve que soltar las relaciones desde la necesidad, aun con el riesgo de quedarme sola. No te negaré que me quedé algo más sola, pero mucho más acompañada, con relaciones sanas que me suman y por las que no tengo que esforzarme ni dejar de ser yo.

¿Y por qué un programa llamado MIA?

Porque quiero que lo vivas tal y como yo lo viví, porque es un proceso sólo tuyo y de nadie más, porqué aunque hayan otras personas implicadas tú eres la protagonista y porque este proceso de cambio lo hacer por ti y para ti.

¿Empezamos?

Sandra-espaitau-ebook-psicologa

Descárgate mi ebook con los primeros pasos para desprenderte de las relaciones tóxicas y llevar las riendas de tu vida

Suscríbete a nuestra comunidad y te lo enviaremos

Te hemos enviado un REGALO, Revisa tu bandeja de entrada y de spam.