Dejarte arropar por su mirada y palabras, es un regalo. Es capaz de mostrarte el camino hacia tus luces y sombras con mucha ternura.